Hotel Becquer

Blog

(Salida )

Paquetes exclusivos

Mejora tu estancia añandiéndolos en su proceso de reserva a través de nuestra web.

Halloween ya está aquí

Por | 24 octubre, 2014 | 0 comentarios

Todos celebramos el 31 de Octubre Halloween como la fiesta de los muertos, la noche donde nos disfrazamos de temibles personajes, gastamos terroríficas bromas y salimos a la calle por la noche. Lo pasamos bien siendo partícipes de esta fiesta pero lo que apenas se sabe es por qué se celebra la noche del 31 de Octubre, por lo que daremos un paseo histórico para que descubras su origen que hace hoy día una fiesta tan popular.

Muchos creen que Halloween nació en Estados Unidos, debido a la cantidad de películas y publicidad que se ha creado con este motivo pero originalmente nació en Irlanda. La festividad de origen celta más importante en Europa antes de su conversión al cristianismo es el Sahami conocida hoy día como Halloween, la noche en la que se consideraba como la apertura al “nuevo mundo” ya que en esta cultura era el inicio de un “Año Nuevo Celta”, que dejaba paso a la estación oscura despidiendo la temporada de verano.

En la noche de Halloween, los difuntos, tenían autorización para caminar entre los vivos. La gente tenía la oportunidad de reunirse con sus antepasados muertos. Para contentar a los espíritus e intentar evitar que entraran en sus hogares para hacer el mal, dejaban dulces fuera. Es una tradición que hoy en día los niños siguen haciendo yendo disfrazados de casa en casa. Los niños piden caramelos con el típico “Trick or Treat”, dame lo que te pido o sufrirás una venganza.

Nuestros antepasados celtas solían ponerse pieles de animales el 31 de Octubre para así no ser descubiertos por los muertos vivientes que esa noche cobraban vida. De ahí la costumbre de disfrazarse, la noche del miedo, la muerte, los muertos vivientes, la magia negra, y los personajes místicos. Con el paso de los años se fueron sumando otros personajes como brujas, gatos negros, satanás, fantasmas y los zombis.

Existe un conocido cuento irlandés sobre un tal Jack. Trata de un granjero de Irlanda que utilizó una cruz para atrapar al diablo. Una de las versiones de este relato es que Jack estaba siendo perseguido por algunos aldeanos a quienes había robado, pero el Diablo le advirtió que era el momento de su muerte. Jack tentó al Diablo diciéndole que los aldeanos eran fieles a Dios de forma que la distracción hizo que la cruz de Jack terminase con el Diablo. Al tiempo Jack muere como cualquier otro ser viviente, quedando su alma sin acceso al cielo por la vida pecaminosa. Jack también quedó fuera del infierno, de forma que el Diablo le arrojó a modo de burla, una brasa del infierno que nunca dejaría de arder. Jack ahuecó uno de sus nabos (su comida favorita), con la brasa en su interior y comenzó a vagar eternamente sin rumbo alguno en busca de un lugar donde descansar. Por eso, Jack fue conocido como “Jack el de la linterna”. La linterna en Irlanda y Escocia era un nabo tallado con la supuesta cara tenebrosa de Jack, que se colgaba en las ventanas para ahuyentar al diablo y cualquier otro espíritu maligno.

 En estas fiestas la costumbre de vaciar nabos, vegetal muy abundante en Irlanda o Gran Bretaña, fue sustituido cuando Halloween fue trasladado a EEUU y Canadá. Allí no existían abundantes plantaciones de nabos por lo que fueron sustituidos por las populares calabazas de hoy día. Actualmente, durante el mes de Octubre, especialmente las familias con niños recogen calabazas para luego hacer los “Jackolanters”. En general para hacer un Jack-o-lantern se corta la parte superior de la calabaza dejándola a modo de tapa, luego se extrae la pulpa de su interior. Sobre la superficie exterior se talla una imagen que normalmente es el rostro de un monstruo, y por último se pone una vela para que por la noche cree un efecto luminoso. Los Jackolanters son usados para adornar las entradas de las casas y crear un ambiente tenebroso en las noches.

En definitiva, Halloween fue importada a Estados Unidos desde Irlanda debido a la Gran Hambruna sufrida en 1840. Fueron tiempos en los que irlandeses emigraron en gran parte a norteamérica y fueron sembrando año tras años esta tradición. Hasta a partir de 1921, Halloween no fue festejado de forma masiva. Fue cuando se celebró por primera vez en Minnesota un desfile de Halloween que luego fue imitado por el resto de estados.

Sin duda Halloween es una tradición que hoy en día es motivo de fiesta en eventos, bares, discotecas, promociones en centros comerciales, decoraciones en casas. Incluso esta fiesta llega a ser una moda en la vestimenta de entre algunos jóvenes. Hoy día las tarjetas de crédito corren por los datáfonos sumando compras de disfraces, calabazas, muñecos y demás decoraciones Halloween.

Feliz noche de brujas y que Halloween siga mostrando el terror y protagonismo de las travesuras míticas de los muertos por un día de fama.

Categorías: blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*