Hotel Becquer

Nuestra historia

(Salida )

Paquetes exclusivos

Mejora tu estancia añandiéndolos en su proceso de reserva a través de nuestra web.

Nuestra historia

El Hotel Bécquer continúa con la tradición de otros establecimientos hoteleros cuyos orígenes se remontan al siglo XIX. Entre ellos destacó el hotel Cecil Oriente, situado en la Plaza Nueva, que estuvo funcionando hasta 1970. La familia propietaria lo vendió un año más tarde para construir el Hotel Bécquer en la Calle Reyes Católicos, en el lugar que ocupaba la casa-palacio de los Marqueses de las Torres de la Pressa, la Excmª Sra. Dª Elvira Marañón y Jiménez y el Excmº. Sr. D. Andrés Lasso de la Vega y Quintanilla.

Hotel Becquer

Un hotel con carácter

En su construcción se han utilizado valiosos elementos de la citada casa-palacio, como son las Rejas Renacimiento incluidas en el mostrador de la recepción, las rejas que forman la cancela del bar interior, el artesonado del citado bar, el artesonado del salón romántico, la chimenea de dicho salón, las vidrieras emplomadas del salón principal y las puertas emplomadas del mismo.

Con estas incorporaciones, se han querido incluir en la decoración del hotel elementos originales y artísticos que lo dotan de un carácter especial y distintivo.

Gustavo Adolfo Bécquer

Nacido en la ciudad de Sevilla, en 1836, Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida fue un famoso poeta y narrador español perteneciente al movimiento literario del Romanticismo tardío o posromanticismo. Considerado por la crítica el iniciador de la poesía española contemporánea, fue, junto con Rosalía de Castro, el máximo exponente de la poesía posromántica. Autor de numerosas obras de teatro, artículos, relatos y crónicas, trabajó como periodista y censor oficial de novelas hasta que alcanzó la fama con su obra poética Rimas. Como prosista, destaca su obra Leyendas, un compendio de relatos fantásticos envueltos de un aura sobrenatural y misteriosa. Murió en Madrid en el año 1870, y actualmente sus restos descansan en el Panteón de Sevillanos Ilustres, en la cripta de la Iglesia de la Anunciación de Sevilla.

Hotel Becquer

Twitter: hotelbecquer_